21 de octubre de 2013

CURIOSIDADES DE LA SAGA MILLENIUM

La película

Cómo siempre que un libro triunfa no tarda en llegar a nuestras pantallas su versión cinematográfica. En este caso tenemos dos versiones. La sueca de la cual ya se han estrenado las tres películas basadas en los libros. Y la versión Hollywood de la cuál sólo se ha estrenado la primera correspondiente al primer libro. Ya veremos quién gana la batalla.
La portada española

             Cuando, en 2007, la editorial Destino le hizo el encargo al pintor catalán Gino Rubert, por una modesta cantidad, nadie podía prever que sus cuadros, que parten de fotografías que luego él transfigura, iban a estar pronto en las paredes del metro, en los supermercados, en los aeropuertos, omnipresente en las tapas de los dos millones de ejemplares que lleva despachados en España. Tamara Villoslada, ilustradora profesional  argentina jamás pensó que su rostro vendería libros. Gino Rubert, autor de las portadas de la edición española de Millennium, de Stieg Larsson, la dibujó cuando eran pareja. Hoy su imagen forra las librerías de todo el país.

El comic

            Esta saga no solo tiene película sino también comic. Los encargados de esta versión, del famoso thriller, son el ilustrador español Josep Homs y el guionista francés Sylvain Runberg. Este año se ha lanzado al mercado la versión en comic de la primera entrega “Los hombres que no amaban a las mujeres”. Habrá una entrega por cada novela de la trilogía y se publicará a razón de una por año.

Las traducciones

En el blog de Stieg Larsson’s English translator se puede leer que el título del primer libro en Suecia apareció como “Los hombres que odian a las mujeres”, pero que el segundo, “La chica que jugaba con fuego” cuando se publicó en Suecia, fue titulado originalmente por Stieg Larsson como “La chica que soñaba con un bidón de gasolina y una cerilla” y el título original de Stieg del tercer manuscrito era, aproximadamente, “La reina en el castillo de aire” aunque acabó publicándose como “El castillo en el aire que voló en pedazos”.

Según este blog los títulos de las ediciones francesas parece que fueron tomados de las primeras versiones de los manuscritos en lugar de los títulos de los libros que se publicaron en Suecia dado que Francia fue el primer país, fuera de los Países Escandinavos, en traducir a Larsson.


En una entrevista se le preguntó a Juan José Ortega, traductor de la versión española junto con el profesor sueco Martin Lexell, sobre este asunto y esto fue lo que respondió: “No son así en sueco. Cuando hicimos la traducción y propusimos los títulos, la editorial nos preguntó por los originales: “Hombres que odian a las mujeres”, “La chica que jugó con fuego” y “El castillo de aire que estalló”. Nos dijeron que el verbo odiar no iba a gustar por la violencia de género y la editorial optó por copiar los títulos de la traducción francesa. Eso ha dado pie a que se dijera que los libros se han traducido del francés, para que saliera más barato, lo cual es mentira. Se ha hecho del sueco.”

2 comentarios:

  1. De esta saga me los he leído todos y me han gustado muchísimo. Lo que no sabía es que había comic también.
    Besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando algo funciona, hay que exprimirlo bien

      Eliminar