9 de octubre de 2015

RESEÑA, EL MAL CAMINO

EDICIONES B

            El escritor español Mikel Santiago saca al mercado su segunda novela “El mal camino”. Gracias a “La última noche en Tremore Beach” este autor se ha convertido en un auténtico fenómeno internacional ya que en tan solo 4 meses consiguió llegar al top 10 de los más vendidos en España; numerosos países ya han comprado los derechos de traducción y las ofertas siguen llegando. Es mi suponer que muchos escritores ansían que su historia sea llevada a la gran pantalla, Mikel tal vez consiga disfrutar de ese sueño en muy poco tiempo, ya que los derechos han sido vendidos a la productora de Alejandro Amenábar. Le deseamos que esta segunda historia tenga tan buen camino como su predecesora.

“En una carretera rural del sur de Francia, un hombre surge de la oscuridad y desencadena una serie de extraños acontecimientos, convirtiendo en una pesadilla las vidas del escritor Bert Amandale y su amigo Chucks Basil, una estrella de rock en horas bajas.”

Bert Armendale encabeza el ranking de escritores que matan a sus personajes principales, a sus amigos y familias, escribe novelas donde hay personas de mal carácter que asaltan casas y matan a sus habitantes. Ahora ha decidido cambiar de aires, yéndose a vivir junto con su familia a un idílico pueblo de la Provenza, intentando partir de cero. A pesar de que su vida hasta ahora no era perfecta, da la sensación de que va por el buen camino de conseguir encauzarla. Pero pronto todo se tuerce. El amigo íntimo de Bert atropella a un hombre en la carretera, o eso es lo que él afirma, porque las pruebas dicen todo lo contrario, ya que ni siquiera hay un cadáver que lo demuestre. A partir de aquí todo es confusión y caos. Es cierto que existe una macabra conspiración o todo está en su cabeza motivado por las drogas. Los datos se van acumulando para pensar que todo es imaginado, pero unas frases mas adelante te hacen dudar o al menos temer que hay algún secreto que descubrir, aunque tal vez no, al menos del alcance que nuestro protagonista cree.

Para una novela de intriga no encuentro placentero, ni que ayude a meterte en escena, el hecho de que sea el propio protagonista el que nos relate sus infortunios, como es el caso. Cabe decir que Santiago solventa positivamente la cuestión, de manera que favorece al desarrollo de la trama, añadiendo un extra el hecho de que solo conozcamos los hechos según los va viviendo el narrador, dándonos una visión sesgada y totalmente subjetiva, creando un ambiente más asfixiante para el lector.

            La acción se desenvuelve principalmente hacia el final; Santiago se servirá del resto de la narración para situarnos en la vida de nuestros personajes y plantar las bases con las que hacernos dudar de casi todo. Podríamos compararla, o al menos a mí se me viene a la mente, al escritor americano Ira Levin y esa particular manera que tenía de introducirte en la historia, acelerándose a medida que nos acercamos al final, cogiendo una velocidad vertiginosa en las últimas páginas. En ambos también se le da vital importancia a las miradas y a esos pequeños gestos que marcan la diferencia. Esta manera peculiar de narrar puede generar opiniones contrapuestas según que tipo de lector seamos, ya que algunos pensarán que no compensa unas páginas de acción, el tener que leerse todo el libro, mientras que para otros esa manera de ir embarullándolo todo le ofrece un plus.

Santiago te va entreteniendo con los detalles, la vida tranquila y las buenas intenciones de los vecinos y casi sin darte cuenta estás enredado en una espiral de confabulaciones, o tal vez no, ya que supongo que este tipo de historias nunca terminan como te las esperas. Tanto el lector, como el propio protagonista, se verán inmersos en una red de dudas, confundiendo la realidad y tergiversando los hechos. Una historia engañosa que sin duda sorprenderá, no solo con ese inquietante final sino también en el desarrollo.








De esta reseña se ha hecho eco CULTURAMAS

25 comentarios:

  1. La verdad es que desde que salió publicado me muero de ganas de leerlo, a ver si me hago pronto con él.
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  2. Me encantó este libro, estaba deseando leerlo porque La última noche en Tremore Beach lo disfruté muchísimo y aunque tenía miedo que no estuviera a la altura, para nada fue así.
    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Con cada reseña que leo más ganas le tengo a este libro, que veo que todo el mundo lo está disfrutando.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  4. Tiene bastante buena pinta así que me lo anoto.
    Un beso y gracias por al reseña.

    ResponderEliminar
  5. Fue una historia con la que disfruté mucho y descubrí a Mikel Santiago, un autor con el que sin duda repetiré.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. A mí este libro me gustó, y el narrador en primera persona me gusta :-) Me recordó a Ira Levin en que el pueblo es como el de Las mujeres perfectas :-)
    Un besazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por cierto, feliz fin de semana largo para las dos! :-)

      Eliminar
  7. ¿ Por qué será que me has convencido? Probaré con el autor. jaja Besos.

    ResponderEliminar
  8. Lo tengo apuntado desde hace mucho tiempo, la verdad con cada reseña que leo del libro más me dan ganas de leerlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Este autor me fascina en todos los sentidos, me encanta!! :)

    ResponderEliminar
  10. Me encantó este libro tanto como el anterior del autor!
    Un beso

    ResponderEliminar
  11. El anterior libro de este autor me defraudó un poco, así que no creo que me atreva con este nuevo.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. Un buen punto de partida para una novela que, por lo que cuentas, te va dosificando con cuentagotas cada posible pista. Lo he visto ya mucho en varias librerías pero hasta ahora no sabía de que iba.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  13. Le tengo muchas ganas a este libro, me lo recomiendan con frecuencia y solo he leído muy buenas reseñas para él, sin duda me animaré un día de estos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  14. Este libro me sorprendió mucho y me gustó mucho. Creo que ha sido una de las mejores lecturas de este año, debido a lo mucho que me enganchó. Besos.

    ResponderEliminar
  15. Lo tengo en mi estantería y tenía planeado leerlo antes de final de año, pero como se me han acumulado las lecturas no sé que haré al final... :S

    ResponderEliminar
  16. Le tengo muuuuuuuuchas ganas porque en la BCN Negra lo conocí
    y es un hombre genial
    un beesote

    ResponderEliminar
  17. Me encanta Mikel Santiago y sus dos libros son una pasada¡¡¡
    Genial recomendación¡¡¡

    ResponderEliminar
  18. Me gustó mucho este libro. Mikel es un buen autor.
    Besos

    ResponderEliminar
  19. Me gustó mucho, tanto este como su anterior novela :)
    Besos!

    ResponderEliminar
  20. Tiene muy buena pinta por lo que me lo apunto.

    Saludos

    ResponderEliminar
  21. Tengo ganas de leer al autor =)

    Besotes

    ResponderEliminar
  22. ¡Hola guapa!
    Tengo este libro y me gusta mucho el estilo de este escritor. Pienso que es una buena novela :)
    ¡Besos!

    ResponderEliminar