10 de abril de 2016

RELATO DE ABRIL: TIERRA TRÁGAME


Vamos a darle la bienvenida a abril con un relato que espero que os saque alguna que otra sonrisita. Algo que me caracteriza y que os diría mi familia si tuvierais la oportunidad de preguntarles es que soy un pelín despistada y lo que os relato a continuación, aunque parezca mentira, me pasó realmente, un poco modificado para que se adaptara a las exigencias de Adella Brac, pero la esencia está ahí. Espero como siempre que os guste.

Yo os animo a que me comentéis alguna situación embarazosa que preferirías olvidar. Si alguien decide compartir sus desventuras, en plan “tierra trágame”, he pensado que sería un reto divertido intentar convertirlo en relato para el próximo mes. Así que no me dejéis sola sacando fuera situaciones vergonzosas.

TIERRA TRÁGAME

¿Dónde demonios va éste ahora? “Espérame ahí” me dijo mil veces, mientras me enseñaba el lugar con su dedo extendido; y ahí estaba yo y él, en la otra punta; ahora  tendré que correr para alcanzarlo. Mosqueada entro en el coche, y me giro para enfrentarme a él; durante unos instantes el mundo se paralizó. Me miraba asustado, mientras se pegaba cada vez más al cristal. Una débil excusa sale de mi boca mientras abro la puerta: “perdone caballero, creo que me he equivocado de coche”.



14 comentarios:

  1. jajajajajaj!!!! Eres una crack!!! Muy bueno!!
    A ver... Yo también tuve un despiste hace muchos años en el trabajo, cuando trabajaba como técnico de selección en una ETT. En aquellos tiempos la carga de trabajo que teníamos era brutal. Había que cubrir para el día siguiente un mozo de carga descarga (entre otras muchas cosas) y llamé a uno de nuestros fieles trabajadores simplemente para preguntarle si le iba bien y que más tarde le enviaría por mensaje la dirección donde tenía que acudir. Pues bien, a las 23 H de la noche, estaba a punto de quedarme dormida cuando tuve una revelación y sentándome de golpe en la cama me acordé que no le había enviado la dirección al trabajador. Total, me vestí con lo primero que vi, cogí coche y me fui a la oficina para llamar al trabajador y decirle así la dirección. Menos mal que no estaba durmiendo, de hecho estaba esperando mi llamada y por eso no había apagado el móvil (hay que tener en cuenta que era casi medianoche).
    En fin, una de esas anécdotas que recuerdas y te hacen reír...
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
  2. Venga ya! A mi me pasa eso y literalmente me muero. Menuda vergüenza, jaja.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. jaja es algo que nos pasa mucho a los miopes, confundir a las personas. Cuantas veces me habrá pasado acercarme a alguien pensando que es tal persona, y cuando esta a un palmo dar media vuelta porque no es xD.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!

    Muy bueno, y sí que me ha sacado una sonrisa :) Lamento decir que soy también muy despistada, quizá demasiado, me pasa algo embarazoso un día sí y otro también; sin ir muy lejos, el viernes me cayó encima una sombrilla enorme, y no estaba en la playa XD A ver si con ese dato se te ocurre algo ;)

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Jajajajaja!

    Muy bueno, desde luego me ha encantado que en tan pocas lineas, hayas sido capaz de sacr una carcajada!
    Besos!

    ResponderEliminar
  6. Jajaja, es increíble que te pasara algo así, me imagino la cara que se te quedaría. Pero bueno, también yo soy don despiste.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  7. jajajaja madre mía! Creo que no me ha pasado nada a ese nivel pero sí que he pasado momentos bastante embarazosos ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  8. Te juro que imaginé la situación y me hizo mucha gracia. Muy bueno.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  9. jajaja, muy bueno! Eso es un giro en toda regla.
    Estás que te sales!

    ResponderEliminar
  10. ¡Madre mía!, me lo estoy imaginando xD
    ¡Muy bueno! Creo que has convertido la anécdota en relato a la perfección :D
    Ahora mismo no recuerdo ninguna situación de esas que quieres olvidar, supongo que porque las olvido xD Pero me pasa mucho lo de ir hablando con alguien, que él se pare, o yo me pare, y terminar dirigiéndome a un desconocido :D
    Gracias por participar en el reto ;)
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Hola, me ha gustado mucho como de una situación embarazosa has creado un gracioso relato, me has sacado una sonrisa imaginándote. Me uno al club de despistados, casi a diario me suceden cosas que cuando las cuento cuesta que las crean.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  12. Muy bueno... Me has echo reír, y eso no es muy fácil. Te felicito por un relato muy bien construido.

    ResponderEliminar