4 de mayo de 2016

RESEÑA, EL ESPÍA QUE SURGIÓ DEL FRÍO

JOHN LE CARRÉ
El espía que surgió del frío” es una novela publicada en 1963 del escritor británico John Le Carré, seudónimo de David John Moore Cornwell.
Ésta fue su tercera novela publicada y con la que alcanzó fama internacional obteniendo un gran éxito de ventas. Recibió por ella el premio “Gold Dagger” y existe una adaptación cinematográfica del año 1965.
La trama nos sitúa en Europa, entre Inglaterra y Alemania, a principios de la década de los sesenta. Un hombre llamado Alec Leamas trabaja para el servicio secreto de Londres; estaba asignado en Alemania Oriental pero últimamente nada le sale bien, su equipo ha desaparecido y se intuye que lo van a “jubilar”. Aún así le dan otra oportunidad ofreciéndole un trabajo un tanto disparatado y muy peligroso al que no podrá negarse.

En los primeros capítulos nos contará el presente del agente Leamas y también su pasado para acercarnos una parte de su vida y su forma de pensar.
Casi toda la novela se centrará en el protagonista, aunque saldrán otros personajes para completar el panorama que se vivía en Europa durante esa época de la guerra fría.
En pocas líneas el escritor describe a los protagonistas y te haces una idea clara sobre ellos; aunque lo que realmente le interesa más es ahondar en su psicología, los aspectos más íntimos e intrínsecos del oficio de espía y los dilemas a los que se enfrenta Alec Leamas, aunque en muchas ocasiones actúa por inercia sin plantearse nada, simplemente sabe lo que debe y desean que haga y ese es su trabajo. No encontraremos a un héroe que va a salvar el mundo, sino un eslabón más, para nada imprescindible, de la cadena y cuyos valores dependerán del trabajo que le hayan asignado.
Como anécdota indicar que en la novela sale como personaje secundario George Smiley, quien trabaja para el servicio secreto de Londres, y protagoniza una serie de cinco novelas de John Le Carré, además de aparecer en otras tres como secundario. Además, el propio escritor trabajó durante varios años para el servicio de inteligencia británico; intuyo que esto le facilitó su labor al escribir. Gran parte del valor de la novela reside en que fue una de las primeras publicadas del género.
La novela refleja claramente el peligro y la falta de identidad de los espías, ser una marioneta cuyos pasos están programados y que avanzan siguiendo consignas, no controlando en ningún momento su vida ni siendo dueños de su destino, por lo que sientes la angustia y el malestar en muchos momentos del protagonista y esa necesidad de representar un papel si desea salvar su vida. No confía en nadie, vive el momento e intenta no depender de nadie, la traición se paga cara.
En líneas generales se me ha hecho un poco lenta, tal vez porque se centra más en lo psicológico y en los pensamientos de los protagonistas y su forma de actuar, por lo que no he disfrutado plenamente de la lectura aunque como estudio psicológico resulta interesante.

El espía que surgió del frío” es una novela de intriga que nos permitirá conocer más de cerca el doble o triple juego de los espías y su búsqueda de amigos y enemigos.

El trabajo de espionaje tiene una sola ley moral: se justifica por los resultados.”

Había encontrado el fracaso como un día encontraría la muerte, probablemente con resentimiento cínico y con la valentía de un solitario.

Forma parte de nuestro trabajo conocer solo una parte del conjunto entero.”



16 comentarios:

  1. Por lo que cuentas yo creo que también se me haría lenta, e incluso pesada.
    Un beso grande, Lecturina!

    ResponderEliminar
  2. Pues después de leer tu opinión, no creo que lo vaya a leer. Leí varios libros de este autor hace años y no me disgustaron, pero tampoco me entusiasmaron.

    Besos!

    ResponderEliminar
  3. Tengo muchas ganas de leer este libro, lleva en mi lista bastante tiempo. Besos

    ResponderEliminar
  4. No me importaría leerlo, pero más adelante. Un beso.

    ResponderEliminar
  5. Hola! No conocía el libro pero tiene buena pinta así que no lo descarto para más adelante cuando disminuya mi larga lista de pendientes. Gracias por la reseña!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  6. Me sonaba pero no lo he leído, sopesaré tus pros y tus contras y ya decidiré. Gracias por la reseña.
    un saludo

    ResponderEliminar
  7. No lo conocía y aunque no tiene mala pinta el hecho de que te haya parecido lento no me hace tirarme a por él.
    Besos

    ResponderEliminar
  8. Hace años que leí "El jardinero fiel" y no sé si fue porque me obligaron a ello en el instituto o por la lectura en sí, pero cada vez que veo los libros de este autor salgo huyendo. Así que hoy lo dejo pasar ;)

    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Me gusta mucho Le Carre aunque hace tiempo que no leo nada de el, asi que no lo descarto,. Besinos y Gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
  10. Leo pocas, pero me suelen enganchar mucho las novelas de espías, así que la tendré en cuenta.
    Besos!

    ResponderEliminar
  11. No me gusto una de sus novelas y no creo que repita con esta que nos traes. Un beso

    ResponderEliminar
  12. Me lo voy a apuntar que no tiene mala pinta, a ver cuando le puedo hacer un hueco.

    Saludos

    ResponderEliminar
  13. De este autor he leído un par de libros que estuvieron bien
    no descarto ponerme con alguno más
    un beesito

    ResponderEliminar
  14. No termina de tentarme esta vez.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  15. Lo que sea un poco lento me echa para atrás, y eso que me gusta mucho John Le Carre.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  16. No he leído nada de este autor todavía...

    Besotes

    ResponderEliminar