27 de febrero de 2017

RESEÑA, JANE EYRE

CHARLOTTE BRONTË
Jane Eyre” publicada en 1847 es uno de los grandes clásicos de la literatura inglesa. Su autora, Charlotte Brontë,  fue la mayor de las tres hermanas escritoras.
Nos encontramos en Inglaterra a principios del siglo XIX, será la propia Jane Eyre quién nos irá relatando su vida, y a quien iremos descubriendo desde sus diez años hasta su época adulta.
Si en las primeras páginas te invade la tristeza y desearías abrazar y consolar a esa pequeña poco a poco va emergiendo un sentimiento de orgullo hacia la persona en la que se va convirtiendo, poniendo como base sus ideas y sus principios, yendo incluso en contra de sus sentimientos. Una mujer fascinante, arrolladora, sencilla y que parece un tanto apocada pero que sabe defenderse, que siempre busca la libertad y no duda en procurar alcanzarla para llevar las riendas de su vida y no depender de nadie.

Está claro que el carácter de Jane es apabullante y se mantiene a lo largo de toda la novela: es recta, seria, generosa, inteligente y fiel a sus principios, eso sí también en su haber existen varias imperfecciones lo que la hace aún más real y cercana. Ha habido varias decisiones que ha tomado con las que no estuve muy de acuerdo pero igualmente me ha parecido maravillosa y logra eclipsar a todos los demás si bien es cierto que todos los personajes que aparecen tienen su importancia.
Uno de los puntos fuertes de la novela es ver como la escritora logra transmitir los sentimientos, ya sea ternura, pasión, compromiso, fidelidad, el lenguaje lo maneja tan bien que logra emocionar al lector y seducirlo. Por ejemplo usando el contraste entre la quietud del paisaje inglés y esa pasión que bulle dentro de la protagonista.
También el amor, ese amor que va contra todo, que defiende algo más que la belleza física, que incluye el entendimiento, y el acercamiento de las almas, un amor que no se muere con el primer tropiezo y que se sabe enraizar para afrontar los contratiempos.
Pero no solo es la historia de amor, hay secretos, mentiras, vidas atormentadas, herencias, suspense, intriga, toda una amalgama de pequeñas tramas paralelas que mantendrán el interés del lector desde el inicio hasta el fin de la novela.
Es una lectura con muchos puntos de interés y que te permite tener una visión de aquella época, el paisaje de la zona, el papel de la mujer en la sociedad y de la vida en general en aquel período. Se pone de manifiesto un claro reproche hacia ciertas actitudes que se producían en aquel momento, como las alianzas pactadas o la rigidez de la iglesia y de sus clérigos. También existe un conflicto constante que surge entre el deber y los sentimientos. 
Por ello lo maravilloso de este libro es que no solamente se trata de una simple historia de amor, sino que cada palabra, cada frase, cada capítulo te lleva a descubrir una parte de la vida de Jane Eyre y a conocer las circunstancias que le llevarían a tomar ciertas decisiones.
Sin duda para mí lo más flojo es la parte final, desde el incidente en “Thornfield Hall”, la historia pierde su magia, no me llegó tanto, se perdió en ese intento de darle un último quiebro, comprendo lo que buscaba la escritora y porque ha elegido ese camino, pero no supo engancharme como el resto de la historia. Aún así la lectura ha sido maravillosa, fascinante. Y el final ha estado a la altura de ese amor atormentado, apasionado y perturbador.

Jane Eyre” la historia de una mujer fascinante llena de fuerza y voluntad que sabrá buscar y pelear por su destino a pesar de tener todo en contra.

La vida me parece demasiado corta para emplearla en fomentar rencillas o en contabilizar agravios.”

Los sentimientos auténticos y generosos apenas son valorados por algunas personas.”

su recuerdo me seguía acompañando, pues no se trataba de una imagen vaporosa que los rayos del sol pudieran dispersar, ni de una efigie trazada en la arena que las tormentas pudieran borrar, sino que era un nombre grabado en una losa, destinado a perdurar tanto como el mármol en el que estaba inscrito.”

Gentil y dulce ensoñación, que te acurrucas entre mis brazos en estos momentos, acabarás levantando el vuelo como lo han hecho anteriormente tus hermanas, pero bésame antes de marcharte, abrázame.”





22 comentarios:

  1. A mi Jane Eyre me gusto mucho incluso el final, aunque creo que desde que la lei, me gusta mas Shirley. Besinos

    ResponderEliminar
  2. Hola bonita

    Se considera un clásico de la literatura romántica precisamente porque sabe describir con fidelidad una época concreta con sus costumbres, virtudes y aberraciones, y sabe poner de manifiesto la parafernalia de las clases sociales, tan importantes en aquella época y las que la protagonista sabe mantener a raya, demostrando que un apellido o una herencia no tiene nada que ver con el valor de un alma por sí misma.

    Hay ocasiones en las que el realismo de Jane Eyre me hace perder la ensoñación que esta historia transmite. Y aunque entiendo que ese realismo es un escudo ante las promesas eternas que no existen, a los que soñamos por naturaleza nos choca y como que "enfría" la escena, sin que dejen de ser bonitas, y de estas escenas, este libro tiene muchas, igual que de escenas tristes y desgarradas.

    Ya entro en la recta final y a veré si ese punto flaco que mencionas, lo percibo igual.

    Que tengas un día lleno de cosas bonitas.

    ResponderEliminar
  3. Acabo de publicar también la reseña jejeje
    En este caso coincidimos bastante. A mí me ha gustado mucho, aunque la última parte ya sabes que se me hizo un poco cuesta arriba. Lo que más disfruté de la lectura es precisamente lo que comentas de que tiene muchos puntos de interés.
    Lo he pasado muy bien leyéndola en vuestra compañía ;-)
    Besos y feliz semana :-)

    ResponderEliminar
  4. Tengo que leerlo algún día. Creo que es imprescindible.
    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  5. Hola guapa!
    Es uno de mis eternos pendientes, tengo muchas ganas de leerlo. Besotes

    ResponderEliminar
  6. Hola! Esta autora es mi eterna pendiente pero la verdad es que no soy de clásicos así que supongo que por eso al final no termino de ponerme nunca! Muy buena reseña.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  7. Las lecturas clásicas no son mis favoritas, no en sí por las historias y sus tramas (que suelen encantarme), sino por el lenguaje de la época en las que fueron escritas. Ya me pasó con Orgullo y prejuicio, así que aunque sea para quemarme en la hoguera, prefiero ver las adaptaciones cinematográficas que leer los clásicos...sé que soy un bicho raro, jaja !
    Besos !

    ResponderEliminar
  8. Me apunto este clásico que nos traes que me ha gustado lo que cuentas en tu reseña, un beso

    ResponderEliminar
  9. Pues este es uno de ésos grandes pendientes literarios que todos tenemos. En mi caso lo he intentado, sin éxito hasta ahora...
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Sin duda es un libro que quiero leer así que espero hacerlo tarde o temprano. Un besote :)

    ResponderEliminar
  11. Es uno de los clásicos que más me apetecen, y aunque leeré antes Cumbres Borrascosas, me encanta lo que cuentas. Da gusto leer historias con personajes que vemos evolucionar tanto y que además están bien creados.

    Besitos

    ResponderEliminar
  12. Un libro que volveré a leer, sin duda. Una reseña muy buena para un gran clásico.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  13. Ohhh!!! Que historia más bonita!! Lo leí el año pasado en una conjunta super interesante y debatimos muchiiiiiiisimo después de leer los tres que se propusieron, así que si me dejas quiero invitarte a leer "El ancho mar de los sargazos" de Jean Rhys que hace tributo a Charlotte Bronte contando la vida de Bertha... no te la pierdas, a ver, porque... bueno.... trajo mucha cola el Rochester.
    Aaaaaayyy amiga, pero yo no me dejé engañar...Ya hice mi valoración de ese señor, y en esta novela que te recomiendo me lo han calcado a lo que me imaginaba... jejeje Ya me contarás si te animas!! Besos.

    ResponderEliminar
  14. Por ahora no creo que lo lea pero no lo descarto del todo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  15. Un clasicazo!!
    Se me hizo un poco denso en un par de partes, pero me gustó bastante.

    Besotes

    ResponderEliminar
  16. Hola,

    Esta es una de mis novelas favoritas, me encanta, así que verla por aquí me hace mucha ilusión; creo que esta historia puede leerse una y otra vez y solo aumenta su valor, es una joya.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  17. Buenas.
    Los clásicos son una de mis asignaturas pendientes pero, aunque sé que debería animarme con ellos, no es me tienten en demasía. De momento, seguirá a la espera.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  18. Me encantó esta lectura. Me pareció que estaba brillantemente escrito, con unos diálogos extraordinarios llenos de ingenio, agudos e irónicos. Una de mis mejores lecturas del año pasado.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  19. Leí esta novela hace años y recuerdo que tenía puntos interesantes en la forma de ser de la protagonista pero la narración era un poco densa (al menos con lo que yo estaba acostubrada, era más chica). Ahora pienso que no recuerdo cuál es ese final. Voy a buscar el libro para verlo porque lo he olvidado por completo.
    Buena reseña.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  20. Uno de mis libros preferidos!! Me encantaron las conversaciones entre el Sr.Rochester y Jane!! Un clásico apasionante!! Hay escenas un poco raras, pero los toques góticos fantasmales le dan originalidad... Menos mal que acaba bien,porque sufrí mucho durante un tiempo!! Muy recomendable!

    ResponderEliminar
  21. Hola!!
    Me encanta esta novela, creo que Jane es una de las primeras protagonistas feministas jajaja. Curiosa la forma en la que le planta cara a su "empleador" ya en aquella época, sencillamente genial
    Un besote

    ResponderEliminar
  22. La verdad es que me gustaría leerlo alguna vez. Ya sabes que le tengo un trauma a los clásicos, pero después de que leyera un libro en el que se citaba tanto a Jane Eyre me picó el gusanillo, a ver si no se muere antes de leerlo.
    Un beso!

    ResponderEliminar